Romance de posparto

chica con copa de vino

Romance de posparto

Ya no llames, no hace falta
Ni esa charla de café tan postergada necesito.
No te sientas en deuda conmigo
Las deudas son como un lastre, estamos en paz.
Amor ocasional, acaso amigo.
Nadie tienes razón, me obligo a estar contigo.

¿Pero sabes que….?
Hay algo en ti, en tu mirada,
En lo escueto de tus palabras,
En tus intervalos de distancia
Que dicen, ¡mírame ¡- no se pedirlo –
¡Háblame¡ -no se franquear silencios-
¡Búscame ¡ -temo tomar la iniciativa-

Solo Dios y el destino sabrán con el tiempo
Porque esas tres o cuatros semanas nos fueron concedidas.
Yo, irónicamente las llamo ahora las del posparto.
Me haría feliz saber que algo bueno de mí pude dejarte,
Por que pareciera que para eso estoy en este mundo,
Para dar y esa mi fue mi intención, solo darte.

Solo perdonando, llega por fin el olvido.
Y es olvido manso, amado amigo,
El que me permite rememorarme entre tus brazos,
Con tus manos agarradas de las mías.
Y tus ojos insolentes, canallas, atrevidos,
Penetrando en mi mirada, para llegar a mi alma,
Sabiendo que jamás me amarías, pero que allí dejarías tú marca

Que me deja de nuevo perderme en la profundidad silenciosa
De tu angustiada mirada, que jamás dirá palabra,
Yo solo deberé intuirla, y sentirte de nuevo dentro de mí
¿Pensando en mí?, quizásNunca lo supe,
Pero seguro tratando de llegar a algo hace tiempo ya has perdido.
Poseer a una mujer en alma y vida,
Sin temor a que te hiera, y sin que ella tema ser herida.

Hacer el amor, es ese sencillo acto casi cotidiano,
Que supone una entrega de cuerpo y a veces, alma.
Es según parece lo único que pude recibir yo de ti,
Lo más que puedes dar y así has vivido dos décadas de tu vida
Y así se te han ido bien las cosas, lo demás entre deportes, familia y amigos.
Y no es casual, es tu elección; y te ha protegido.
Y la vida generosa hasta un niño para los años venideros te ha obsequiado.
Quien soy yo, ¡pequeña loca ¡ para alterar esa, tu rutina.

Ya no temas, o te ocultes, atiende ese teléfono sin miedo
Y abre ese correo sin zozobras, que no habrá sorpresas,
Tu vida seguirá siendo toda tuya, no invadiré jamás tu espacio.
Y si acaso te cruzaras conmigo por la vida,
Finge, has de cuenta que jamás me has tenido.

Disfruta de tus elecciones sin juzgarte,
El mundo sigue siendo un lugar hermoso,
Y yo ya lo sabes, nunca voy a olvidarte.
Si Así lo deseara, no me esta permitido.

Claudia Mattenet
PD: Fue escrito antes de saber por tus labios que estabas enamorado.
La fecha se borro de mi mente de tan lejano