CUANDO EL HAYA MUERTO

Si tú lo conoces, si tú de nuestra historia has sabido

Por caridad te pido hazme saber cuándo Él se halla ido.

Que no te tiemblen los labios, ¡ya solo dímelo!,

Hazme saber que el ya no está que  ha partido.

Permíteme recordarlo entre los muertos y llorarlo,

En vez de tontamente Ilusionada con volver a verlo.

Engañada, seguir pensándolo aún vivo.

Déjame soñar Llevarle imaginarias flores a su descanso

Gemir a escondidas tratando de atrapar recuerdos

Que se escurrirán entre mis manos como arena.

Si te enteras de su muerte accidentalmente y de mi amor sabes

Llámame y cuéntame cuando y como se ha sido.

No te atemorice ni mi edad ni mi pena

Mas muerta en vida estaré en la incertidumbre.

Si hasta me tienta la idea que en vez de poesía sea esta una carta,

Para algunas personas directamente dirigida.

Pero no puedo, ¡hay  amor prohibido!

Hasta en su ocaso mantengo escondido.

Ojala me leas, o te dé YO lastima, para que me llames,

Y puedas decir: «Suéltale la mano,  Él ya ha ido»

CLAUDIA MATTENET

Noviembre 2022

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating 0 / 5. Vote count: 0

No votes so far! Be the first to rate this post.